EMOCIONES ATRAPADAS

 

¿Porqué se repiten las emociones?

 

Las emociones acumuladas surgen una y otra vez para que las reconozcamos y aprendamos de ellas - sin rechazo - y así las dejemos fluir como e-mociones (energía en movimiento). Sin embargo, al no saber cómo soltarlas se quedan presas en el sistema como una carga que ya no necesitamos. Al liberarlas recuperan su función original, fluyen, y nosotros recuperamos nuestra vitalidad y nuestra capacidad de relacionarnos con nosotros mismos y con el mundo de una manera armoniosa.  

¿Cómo se quedan atrapadas las emociones?

 

Cuando experimentamos una emoción de supervivencia y contracción de manera intensa (temor, rechazo, enojo, tristeza), nuestra mente subconsciente piensa: "esto me está pasando a mí "porque yo me lo merezco", porque yo soy … malo, feo, incapaz, no merecedor de amor." En el momento en que nos identificamos con la emoción y su significado, ésta se queda atrapada en nuestro sistema. Y así estas emociones nos acaban definiendo a nosotros mismos, nuestras relaciones y destino. 

        Las emociones contraídas se quedan presas en el campo bio-fotónico del cuerpo, lo que se conoce en oriente como el cuerpo sutil, bloqueando los canales por donde fluye la energía vital, el prana chi, debilitando nuestro sistema inmunológico y ocasionando emociones repetitivas que limitan nuestro bienestar y nuestra capacidad de alcanzar metas. 

¿Cómo se liberan las emociones y bloqueos en este método?

 

Lo que he observado en las sesiones es que las emociones presas se encuentran "congeladas" o de forma "viscosa" dentro del cuerpo sutil, y, al elevar la frecuencia entre ambos, las emociones presas pasan a un estado "líquido" donde las puedes soltar y dejar fluir. Después de haber dado consulta a muchas personas vi que el método se puede resumir en 4 pasos: 

       1. Identificas - te pido que identifiques la situación que te causa molestia, o la meta que                    quieres alcanzar ante la cual sientes bloqueos, o que identifiques la emoción que deseas                liberar o ya no sentir.

      2. Observas - cierras los ojos e imaginas esa situación, localizamos en dónde la emoción                     está vibrando en tu sistema y cuál es su nivel de intensidad.

      3. Sueltas - te pregunto si estás listo(a) para soltarla y simplemente te enfocas en la emoción,             yo me 'alineo' contigo y ésta se libera.*

      4. Verificas - comprobamos que la reacción emocional ya no esté allí al recordar de nuevo la             situación y ver cómo respondes emocionalmente a ella. También lo verificas en tu                           respuesta a las mismas situaciones que te provocaban esa emoción en la vida diaria. 

También recibirás un método para permitir que las emociones fluyan fácilmente y no se queden atrapadas en tu sistema. 

Al soltar estas emociones recuperas tu vitalidad interior, así como la claridad, bienestar y fortaleza para alcanzar tus metas.

* NOTA: Si deseas saber cómo descubrí el método que uso durante las sesiones haz click aqui.